sábado, 20 de julio de 2013

Se estrelló una noche azul
en las galaxias silenciosas
imaginando antifaces y disfraces
que desde su infinito vociferaron.

¡Qué desperdicio! pensó
el poeta de los cielos:
se nos cayó (calló) una esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario