jueves, 18 de julio de 2013

Es el conjuro del tiempo
que castiga a la única flor del desierto
a morir en soledad.

Pero la flor puede
aprender del sol y crecer, creer:

puede transformarse en esperanza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario