jueves, 11 de julio de 2013

Mejor quedarse escondida detrás de la nube más baja,
no muy lejos, no tan expuesta.
Mejor respirar tu oxígeno sin robártelo, mejor dejarte ser
y no pretender más que tu risa.
Mejor no traspasar el límite, asfixiarme con tus demonios.
No quiero caer en la trampa de tu poesía, no quiero desvanecerme
ni dejar mi esencia para fundirme en tus penas, en tus emociones
ni para latir en tu motor, ni para ser el tren de tus deseos.
Mejor aspirar tus letras, saber filtrar banalidades, no creerte siempre
cada suspiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario