martes, 4 de febrero de 2014



La ciudad de los niños dormidos...
(loco, déjense despertar de una vez)
el tiempo es un conejo que ya escapó
y que nos asusta en cada maldita esquina.




No hay comentarios:

Publicar un comentario