miércoles, 19 de febrero de 2014

Para observar a un gato



Para observar a un gato
primero, mantener distancia prudente
de forma que entre nuestro espacio
y el suyo
exista una laguna de tiempo
una hoja en blanco
una omisión que provoque
curiosidad.

Para observar a un gato
quedarse sumiso y quieto
en la posición antes mencionada
y no decir nada,
porque un gato tiene oído fino,
de esos que saben captar todo
(sobretodo) lo callado.

¡Porque los gatos son magníficos
interpretadores del silencio!

Por eso
para observar a un gato
acercate sin hacer ruido
para no aturdirlo de nimiedades
y
sencillamente
sin tocarlo, si no lo pide
poniéndote un poco a su altura-
aunque esto sea deliberadamente
una fantasía-
entorná tus párpados
respirá más lento
bajá las pulsaciones de tu enloquecido motor
y
sin más preámbulos,
observalo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario