lunes, 10 de marzo de 2014

La mente abierta

La mente abierta como una mochila
abierta
a pesar de las malezas que los vecinos no cortan
y que le tapan la vereda a los que buscan espacio
y no les es concedido.

La mente abierta
como la boca de una rana veraniega
que a cada rato dispara su lengua y caza un bicho
la mentemochila caza descubrimientos
en los sitios más insospechados.

Delicias de estar vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario