sábado, 5 de abril de 2014

De arriba

Ella está sentada y espera.
Espera que el héroe que protagoniza la historia que está leyendo
la rescate
de esa playa de gente que se mueve más histérica que el mar enfurecido
espera que la saque de allí y la lleve
lejos
donde las ciudades respiren
donde haya espacio
para moverse
para dudar
para hacer.

Espera que el paisaje que las páginas le dibujan en los ojos
salga disparado del libro y se convierta
en la rutina que habite también por fuera del mundo ficticio
de ese libro de esa hazaña de esos héroes.
Ella está sentada y espera
e ignora que el magnífico hombre todopoderoso que encierra en su imaginación
es eso
producto de su imaginación
que nunca va a venir a rescatarla
que la playa va a seguir siendo playa
que en verano la gente igual va a correr a ninguna parte
que los desechos van a ir a parar al mar
siempre.
Sin peros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario