miércoles, 23 de abril de 2014

Desde el sur del mapa mundis blanco
se paran en el medio y deciden 
que deben tomar una decisión
que cambiará por completo 
el rumbo del mundo.

Desde ese punto observan que tienen
dos caminos posibles para seguir:
para no desencontrarse 
eligen cada uno un camino diferente.

Un camino va hacia la izquierda
el otro hacia la derecha
ambos, hacia adelante.

Llegado cierto kilómetro de ruta
de ambos caminos
allí donde ya están totalmente
lejanos
y se miran a lo lejos como anhelándose
los caminitos no aguantan la tristeza
y lentamente van por una curva pequeña
y desandan un poquito el camino
como si fuesen a buscar las raíces
que se olvidaron allá en el sur.

Descubren que si siguen descendiendo
los caminitos vuelven a encontrarse
y se besan y el universo sonríe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario