lunes, 7 de abril de 2014

Había una vez un Luis Alberto

Spinetta 
sugiere espina
sugiere puñal
sugiere vértigo
sugiere verdad
la más profunda verdad
verdad que no nace de la conciencia
sino verdad del cuerpo
el cuerpo dice y lo que el cuerpo dice
es irrevocable
como el tiempo que se nos escapa de las manos
y como la mirada del gato que desde su sillón
se ríe de lo poco que sabemos del mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario