jueves, 1 de mayo de 2014

Esta mañana y todas

Trabajar no es sólo romperse porque sí
trabajar es hacerlo conscientes del mundo.

De nada sirve levantarse todos los días sin pensar
en que la jornada es parte de un movimiento universal.

Somos hormigas. Acá no existe el individualismo.

Que sin trabajo morís vos, muero yo, mueren los que no nacieron,
que sin trabajo el silencio es el monarca del tiempo.

Las paredes crujen en este manicomio y ya se sabe
la carretera no se corta nunca y ya se sabe
ya se sabe la incertidumbre de existir
ya se sabe.

Esta mañana y todas
amanecé para amanecernos
amanecé y dibujale un sol furioso a la peor tormenta
y burlate de ella cuando la veas evaporarse rencorosa.

Esta mañana y todas
acordate de que las cosas no son así:
las cosas están así.

Esta mañana y todas
acordate de que el mundo está en tus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario