jueves, 7 de agosto de 2014

Lenguas rotas

Porque hay lenguas rotas.

No sé si es un porqué
pero es un para: de eso
estoy segura.

Hay lenguas rotas
pisoteadas
desmembradas
por ratones poderosos
que creen que pueden
controlar las masas.

Las lenguas rotas son
las que bajo el asfalto tiemblan
y producen terremotos
y al diablo el mundo entero.

Hay lenguas rotas por los que
no creen que el hombre de la calle
tiene la fórmula de la paz y la felicidad bajo la manga
y entonces lo dejan ahí
solito su alma.

Estamos perdidos: hay lenguas rotas.

La cosa va a darse vuelta cuando
las lenguas rotas
dejen de creerse ese cuentito
de que son inferiores
y de una buena vez SE JUNTEN
para regenerarse, JUNTAS
porque el mundo no va a cambiar si seguimos
con el individualismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario