lunes, 18 de agosto de 2014

Necesitamos las voces

Necesitamos las voces
necesitamos las voces expulsadas del mundo
que vuelvan que exploten desde adentro
que acaricien el filo del cuchillo
que rían de borrachera con los pies colgando de la cornisa
que escupan versos como ametralladoras de pájaros
que vengan
que vuelvan
que griten
que sepan
que huelan el pasto recién cortado de la humanidad
pero también el tiempo que se nos murió en las manos
como una bandada de pichones con las alas cortadas
que envenenen el mundo de subversiva alegría
que desentierren los cofres de las culturas del universo
que se abran las ventanas

LIBERTAD


¡LIBERTAD!

2 comentarios:

  1. La alegría es subversiva, por eso quisieron encadenar la palabra a los politiqueros cipayos. Es tuya la alegría, y es mía, y es de cada persona. No de ellos. Un gran GRAN beso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo demonios no vi tu comentario antes? te lo agradezco mucho, de verdad. Este es uno de los poemas que más amé, de los que escribí, durante mucho tiempo, y cuando asumió el PRO se me cayó la representación que tenía del mundo y de la alegría a pedazos y este poema cobró un sentido que me da mucho miedo leerlo en voz alta.
    No sé muy bien cómo lidiar con eso.
    Gracias. Gracias. Posta. Abrazo enorme.

    ResponderEliminar