jueves, 7 de agosto de 2014

Sobre poeta cercano, maldito, visionario

Las palabras te estallaban en la boca
se te iban agrandando y parecía que un día no iban a caber más
y te ibas a romper en mil morfemas desparramados
e ibas a llenar el planeta de presencia.

Eras todo presencia.

Te miraba sorprendida
alucinada
intimidada por las denuncias
que expelías de tus reinos de escombros y poesías.

Vos mirabas
y era asombroso
vos mirabas a los ojos
a la gente que te escuchaba.

Decías y ya no había más para decir.

1 comentario:

  1. Decías y ya no había más para decir.// hermoso tu poema lola

    ResponderEliminar