viernes, 26 de diciembre de 2014

Si cambiás tanto tus textos ya no van a ser los mismos
vas a perder tu esencia.

¿Por qué no debería perder mi esencia?
La esencia se va pudriendo con el tiempo
y va arrastrándose
y va mutando
y va tras
cen
dien
do.

Por cierto ya no uso la palabra crecer
porque crecer es elevarse
y yo no creo en elevarme.
No porque no deba
no porque no pueda
sí debo sí puedo sí quiero
pero esa palabra está mal usada.
Elevarse es convertirse en superior
me importa un carajo, superior respecto a qué o a quién:
SUPERIOR.

Yo no quiero ser superior
ni siquiera a mi yo de la primera letra que usé para este poema.

Quiero trascender. Es decir, crecer no para arriba sino para adentro.

Para trascender necesito pulirme.
Para pulirme necesito saberme defectuosa y cuanto más, mejor.
Ojalá que en dos, cinco, seis meses
este poema esté reducido a cenizas
un poco más efectivas
que resalten lo que voy a ser mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario