sábado, 10 de enero de 2015

Mi pequeña creación

Quiero crear a una bella dama
que tenga pies débiles
poca voluntad
y un vestido rojo
como sus labios.
Una pequeña dama infernal y rota
escurrida de tantos soles
cansada de tanta lluvia.
Esa dama tendría que tener pestañas parecidas a la censura
y ojos más interminables que el miedo a la soledad.
Mi creación
tenue dama siempre inacabada
como un libro al que le arrancaron la última página
tiene que ser
o verborrágica
o muda.
Mi pequeña bestia no puede vivir a orillas del mar.
O en la playa
O muerta en lo más remoto del mundo.
Se me parecerá en los rizos oscuros
y tendrá alas en lugares inalcanzables
y nunca las verá
entonces no podrá usarlas
y todos se le reirán por ello.
Nunca aprenderá a amar. Dejará el mundo con toneladas de ternura inútil a cuestas.
Mi pequeña dama dejará de rugir en mi sexo
el día que la pueda parir con todo el asco y el amor de mi memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario