sábado, 10 de enero de 2015

Nada más verdadero
que la oscuridad:
cuando la vida fluye sin preguntar por qué
todos somos buenitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario