sábado, 24 de enero de 2015

No se puede educar al tiempo

Y reconocer el tiempo en los latidos
en el abrazo
en la sonrisa
en la niña que vuela canciones y sorpresas
reconocer el tiempo suelto
y los valores
atravesándonos el cuerpo
ya no en libros
ya no en relojes
ya no en escuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario