sábado, 24 de enero de 2015

No vas a cambiar el mundo
Sos una más del montón
El poema no puede ser revolucionario.
Lo que decís y lo que hacés tienen que corresponderse.
Les estás mintiendo a tus inocentes lectores.
Les estás robando tiempo de sus preciosas y fructíferas vidas.
Y además te estás mintiendo a vos.
¿Todo poeta se cree a sí mismo?
¿La edición es una manera de decir "este discurso sí lo defiendo"?
¿Tengo que creer lo que digo para ponerle mi firma?
¿Tan en serio debería tomarme?
¿En serio el poeta mil veces editado
está convencido de cada palabra que dijo, ¡de cada palabra que dijo!
porque sus poemas pasaron el filtro de los talleres literarios y de las editoriales?
A cara de perro
la vida a cara de perro
y el sistema se interpone a cada amague
a cara de perro
la vida a carSISTEMA
pero te digo que a cara de SISTEMA
SISTEMA
SISTEMA
COMPRÁ
MIRÁ
COMÉ
VENERÁ.
La máquina te va a aplastar.
Mientras tanto desnudá tu niñez
en cuestión de un parpadeo.
Creé. Lo último son las flores:
cuando no mientas más
entonces ellas nacerán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario