sábado, 10 de enero de 2015

Un amor de regodeo intelectual, de libros que no dicen nada

( silencio ) y después

Un amor de flores y bombones y peluches atiborrados de poesía

( silencio ) y después

Un amor de slogans sobre cómo alcanzar el infinito en una vida

( silencio ) y después

Un amor de sobreprotección y desmesura en cada suspiro, de obsesiones

( silencio ). Y acá me planto. Silencio. Necesito un respiro.

Qué queda después de tanto amor
y tanto silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario