sábado, 10 de enero de 2015

Una realidad paralela te está enfermando
tu inexistencia te invade por momentos
tenés miedo
tu futuro roto te busca en sueños
demacrado
totalmente inútil.
Cuándo fue que empezaste a hablar sola.
Cuántos interruptores de la oscuridad se necesitan
para ver crecer la posibilidad del amanecer eterno.
Dormís con la luz prendida
para hacerte creer que durante la noche
tu existencia vale la pena.
Y durante el día el insomnio se cobra tu alma
y en cada tic tac te apuñala la verdad
de que perdiste el tiempo
y de que despierta , tu vida tampoco se justifica.
La poesía pasa a ser entonces
solo una forma de escaparse del sinsentido,
no más que un diario íntimo entre tantos otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario