jueves, 26 de febrero de 2015

Lo que existe
es una respiración inmóvil
verde, marrón y celeste
y líquida y dura y áspera.

Una sola respiración
y yo, una imaginación de mí
nada más.

Pero molesta la conciencia.

Sería mejor
vivir sin saberlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario