domingo, 22 de marzo de 2015

Somos el polvo que se posa sobre nuestra carne
y también la luz que la quema.
Somos el viento que nos refresca
y también la lluvia que nos embebe.
Somos los días que nos aplastan
y las horas sin tiempo de las montañas.
Somos la vida y la muerte
somos un instante
un sueño de otra cosa que aún no es.
Somos oxímoron
pero nos salva
creernos de mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario