martes, 23 de junio de 2015

Leemos la superficie
la cáscara más finita de la cebolla
esa que se rompe con el más mínimo susurro telepático.
Nos estamos poniendo lisa y llanamente perezosos
o estamos sospechando que capaz adentro
no quiere decir más que afuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario