miércoles, 29 de julio de 2015

Cuentito

No quiero contarte que había una vez 
un almendro en una esquina de amores
o un basural olvidado repleto de olor a muerte.

Quiero decirte que tu cabeza es una forma más que tiene
el mundo
para respirar.
Que en tu plexo una luz irradia con fuerza
así que tené cuidado.

Que hace tiempo que no me siento ser
y por eso quiero perder el miedo a errar en esta inexistencia
porque al fin y al cabo no importa.

Que atrás de tu memoria duerme un oso en su cueva
y aunque grites no vas a poder despertarlo
siempre vas a estar a salvo de sus dientes
nadie va a venir a comerte
a nadie le importaría.

Que la locura es eso que sos, mirate al espejo
y susurrá tu nombre tres veces 
no llores
aunque suene filoso
aunque te lastime la lengua
no le temas a tu nombre, tu nombre no es importante
no deberías temerle a lo que no tiene importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario