miércoles, 29 de julio de 2015

Me elijo verdadera

Elijo la cicatriz. 
Elijo el tacto.
Elijo observarte las manos.
Elijo mis manos.

Elijo el relieve de lo que parecía imposible.

Elijo lo que tuve que superar
lo demás es circo.

Elijo 
de todas mis anécdotas
aquella ocasión en la que por divertirme
me rompí la cara contra el barro. 
Y al levantarme frente a la mirada preocupada de mis amigos 
el dolor y la risa eran lo mismo
la vida era una carcajada.

Qué divertido que fue subirme a esa hamaca sin atarme.

Elijo el error
elijo contarte todo aunque sepa que vos no querés nada.

Elijo ser verdadera hasta la médula.
Lo demás no importa.
Todo puede salir mal. Eso no es novedad.
Pero mirá si un día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario