viernes, 21 de agosto de 2015

Los segundos que pasan en mi reloj

me van rompiendo la sangre


convirtiéndola en pequeños diamantes falsos


peste que crece 


mentira que madura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario