domingo, 20 de septiembre de 2015

Célula

Leves
palabras
incitan
al caos.

Como flechas envenenadas
se acercan
despacito
al centro
de la cuestión.

La célula madre vibra.

Adentro
la peligrosa calma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario