domingo, 20 de septiembre de 2015

Suficiente almapájaro
como para embeberse de nubes
y conocer los cometas más extraños.

Suficiente belleza
como para oler las flores
de un ruin desierto.

En silencio la realidad es infinita
las palabras son los semáforos del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario