lunes, 14 de diciembre de 2015

En las ramificaciones de las manos
se abre el cielo
que repercute
en el árbol.

Ida y vuelta
los espacios
se revuelven.

En el tiempo un segundo se suicida.

Libera el paso del sol
la tranquilidad
de la aceptación

No hay comentarios:

Publicar un comentario