sábado, 19 de diciembre de 2015

La intención del silencio

En el momento en que me detengo a observar la perfección del mundo
siento
que alguien me observa por la ventana
atrás de mí
alguien
apoya su mano
en mi hombro.

Y me doy vuelta
y nada.

Qué placer encuentro en escribir terror para asustarme.
Qué autocomplaciente.

Porque yo sí creo.

El mundo está tan bien armado
que el silencio es una tormenta de neuronas en ebullición
porque más al fondo
es lo mismo
porque así es siempre.

Porque el silencio no existe. Existe la intención del silencio. 

Y es muy absurda, es muy ilusa. 

Repito a viva voz la palabra FANTASMA
MONSTRUO
UNA CARA ME ESTÁ OBSERVANDO POR LA VENTANA
Y YO ESTOY ACÁ
DE ESPALDAS A ESA POSIBILIDAD
ESCRIBIENDO UN POEMA.

QUÉ ILUSA. Soy una nenita asustada. 

Pero a veces 
la intención del silencio
descoloca a la ruleta imparable
y sólo entonces
los fantasmas se acercan
me abrazan
les creo
los comprendo

me doy vuelta y los abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario