sábado, 19 de diciembre de 2015

Un hueco

Quiero jugar, jugar, jugar



cuando era chica tenía una minnie

que se llamaba Lola, como mi nombre

un día abrí la caja de juguetes

y ella no estaba



tenía cinco años y sentí que una parte de mí había muerto



pero a las pocas semanas

en un viaje que hicimos en época de Reyes Magos

la coordinadora reunió al grupo

y empezó a devolvernos

uno a uno

nuestros peluches



yo abracé a Lola con uñas celosísimas


y lloré de risa y de miedo



fue el juego a la desposesión


la práctica de una conducta


que aún me encadena la mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario