jueves, 14 de enero de 2016

A un pelito

Te arrancaste un pelo que antes 

dejaste crecer durante años y con él 

hiciste un manojo que parecía

una flor

o una estrella

o un ramo de globos



o una tristeza



una tristeza pequeñita que te salió desde el fondo de la casualidad

que nació de un instante de escucha y de quietud



una tristeza de tierra



y entonces llenaste de aire tu casualidad

para con ella poder volar

y supiste que la verdad era eso

la piel de gallina

en la recapitulación de la ficción



entonces en silencio volaste

y estuviste

a un pelito de tocar el sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario