lunes, 1 de febrero de 2016

La caída

He llegado a la conclusión de que
quizá
cuando la yerba se lava
es el final, y ya.

Y entonces sorbo el sol
me insolo de un bocado y sin precauciones
me incinero en la certeza de lo fugaz
y me lavo, y me duermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario