lunes, 11 de abril de 2016

Me olvidé















Me olvidé el poema adentro de una zapatilla.

Fui a buscarlo esta mañana al cajón verde sin llave y no estaba.
La casa llovía silencio.
Las lapiceras no tenían tinta.
Las cosas respiraban en calma.



Yo no.

Me olvidé el poema adentro de una zapatilla
creí que así estaría a salvo cuando me amenazó la mirada
de esos tipos con cara de malos y armas en la intención
y cuando bajó la marea olvidé
la zapatilla
los policías
la intención.

Las cosas respiraban en calma.
Las lapiceras no tenían tinta.
La casa llovía silencio.

Fui a buscar el poema a mi cajón verde sin llave y no estaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario