sábado, 24 de septiembre de 2016

Primero los pájaros deben cantar

El alba es cada puerta cerrada de ayer
cada puerta cerrada es calma contenta
si quiero
porque al final 
lo que queda del paisaje es más rico
y más maduro
y más divertido.


Cada puerta tiene un espejo
y las primeras del laberinto
-y te diría que casi todas-
duelen
encandilan
asustan.


Cada puerta es un reflejo de un estadío del alma
las puertas no mienten
para que el alba se abra verde y tibio
primero los pájaros deben cantar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario