miércoles, 23 de noviembre de 2016

Etérea


He caído.

Quedo atrapada.


Entre los barrotes
veré
una niña
una mujer
una niña
siempre
tan
alta
como el cielo encapotado
de nubes de manos fantasmas
que tocan el sin fondo
de lo que quizás 

siempre 
quizás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario