jueves, 3 de noviembre de 2016

Lupa

Leer es todo
se leen las flores
los ojos del otro se leen a veces
excepto en estos tiempos de silencios encontrados
de ruidos escapistas a las verdades
leer se lee el cielo con su infinito
se leen las calles que acumulan sueños muertos
y sueños vivos
leer se leen las mentiras de ayer
las de mañana
lo que crece en la savia del árbol
lo que empieza
vivimos ante la posibilidad
ante entes ávidos de ser leídos
pero a veces no sabemos no queremos no podemos
a veces el mundo nos quita
la capacidad de interpretar
y entonces no podemos leernos
y así vamos por la vida
muertos de soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario