lunes, 6 de marzo de 2017

Mujer de la tierra.

El mal no es tuyo, dama de fuego
fueron ellos los que profanaron la vida
el día en que recorrieron cien veces la tierra
con los pies enfundados y con un escudo.
Te espera un océano de flores crípticas, 
dama de fuego,
para que ordenes los sonidos a medida que vayan cayendo sobre tu cuerpo.
Tenés el sol en tus manos
destruyendo la sonrisa pasiva de tu sexo
y las flores
te esperan
bajo el asfalto
para que pises fuerte
y las embebas de fértil explosión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario